Boston: EU fue exhibido por dos chavos

El atentado Boston puso a prueba a los servicios de seguridad de Estados Unidos durante una semana, con apogeo en la persecución de jueves y viernes de elementos armados hasta los dientes contra un joven de 19 años, sin instrucción militar y herido.

Si Estados Unidos ha logrado algo mediante décadas de propaganda armamentista es hacer creer que cuenta con toda la tecnología de los espías y los elementos mejor capacitados; y en parte así es, basta ver las imágenes con infrarojo del lugar de la captura del sospechoso número 2.

En la narrativa de los medios gringos parecía que toda la fuerza del Estado se aplicaba contra un enemigo gigante y muy bien preparado, aunque queda la impresión que los sospechosos estaban improvisando o les daba igual si los detenían, como ejemplo basta decir que pusieron las bombas sin ningún tipo de precaución y no escaparon de Boston, tomando en cuenta que tuvieron tiempo, pues los identificaron hasta el jueves.

El columnista Leo Zuckerman habla sobre esto: 

Extraños tiempos estos en que dos jóvenes, que parecen normales e inofensivos, resultan terroristas que matan y hieren a inocentes. Un país que moviliza a un Ejército entero para atrapar a un chavito de 19 años herido. Unos medios de comunicación que, conforme van informando en tiempo real, exacerban un patriotismo infumable. Y una sociedad que festeja la detención del nuevo rostro imberbe del terrorismo mundial como si ese país hubiera ganado otra guerra mundial.

 

Si dos jóvenes con bombas caseras y armas (bueno, en EU todos tienen armas) pusieron de cabeza al FBI, CIA, ATF, NCTC, DEA, con el presidente Obama, el alcalde Menino y el gobernador Patrick metidos al 100 por ciento, ¿qué se podrá esperar con la actuación de un grupo delictivo bien entrenado, pagado, con objetivos ideológicos o, digamos, con una célula al estilo del narco mexicano?

Comparte

relevante

Facebook Comments Box