Acapulco y Yucatán: Atentados al turismo

La ciudad más violenta de México, la cuarta en todo el mundo, es Acapulco. Desbancó en 2012 a Ciudad Juárez, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal y el listado de Foreing Policy.

El estado más seguro en el país es Yucatán, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2012 (ENVIPE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo hoy los dos puntos, una ciudad y un estado, son vistos bajo la misma consigna: Dos sitios turísticos de riesgo para los visitantes.

La desaparición de una turista ucraniana, Maryna Burakova y el asesinato de su esposo Oleksandr Batychko -a principios de enero- ha desatado una campaña en Ucrania que trasciende en medios de Rusia, en la que se advierte de México como 'un infierno turístico'. Amigos y familia desde hace semanas han difundido que en este país, las estadísticas revelan que se asesina para demostrar poderío de cárteles; como si fuera un deporte.

¿Cómo condenar estos juicios cuando se han perdido a dos familiares que se dispusieron, únicamente, a vacacionar en el sureste mexicano?

La subjetividad parece justificarse si se observa el dolor de tragedia. Ante ello ¿quién puede consentir que le argumenten que el caso fue un hecho aislado?

Este jueves la embajada de México en Ucrania recibirá el reclamo de los dolientes en Kiev y el gobierno federal tendrá que dar una respuesta o por lo menos afrontar con bases legales, la situación que demandan: Justicia.

... Pero también el gobierno de España entrará a esta escena para exigir el esclarecimiento del violento delito cometido en agravio de 13 de sus ciudadanos que descansaban en el puerto de Acapulco.

Pasa en 'todas partes del mundo', fue la respuesta del alcalde acapulqueño Luis Walton, ante la denuncia de abuso sexual interpuesta por seis turistas ibéricas.Muy vana, pero hubo respuesta. En Yucatán, el gobernador Rolando Zapata no ha mencionado el caso de los ucranianos.

¿Puede México seguir diciendo que son casos aislados?

-Quizá sí lo sean, pero pasan muy seguido y en todas partes del territorio nacional. De tal suerte que pierden su condición de aislamiento y por eso retratan a un país violento, que no sólo es presa del narcotráfico, sino de la incapacidad de las autoridades para dar seguridad a ciudadanos y visitantes.

Refleja la mala administración y procuración de justicia. Lo más grave es que no es sólo para estas 15 víctimas de las que hoy hablamos, es para todos.

Tiene la secretaria de Turismo Claudia Ruiz Massieu Salinas en sus manos, una prueba de manejo de crisis donde tendrá que echar mano de toda su experiencia en la política y las clases que tuvo en casa, de administración pública y diplomacia.

Su último viaje a España, a la Feria Turística, revela que está preocupada por la imagen del país, si es que quiere venderlo en el mundo. Por ello busco acercamiento con El País y se hizo acompañar de algunos gobernadores.

Si hay sensatez en este gobierno se afrontará la situación, se pensará en verdaderas estrategias de promoción y dejarán de pagarse campañas infructuosas para grabar programas que disfrazan la realidad y llegan a un mercado turístico reducido.

Mas, lo primordial es que la misma Sectur exija mecanismos de seguridad idóneos para sitios turísticos, pues la militarización de los destinos vacacionales sólo ha logrado ahuyentar a los visitantes y las famosas policías turísticas municipales son elementos de ornato. No más.

 

Comparte

relevante

Facebook Comments Box