La otra riqueza de México: 37,990,447 mexicanos

A partir del primero de julio, México oficialmente tendrá una población de 118 millones 395 mil 54 personas, según datos del Consejo Nacional de la Población (CONAPO), con una tasa de crecimiento de 1.25%, pero para el 2018 se espera que sea menor a uno.

Dentro del total de la población, México tiene una riqueza que no está aprovechando, hoy nuestro país tiene 37 millones 990 mil 447 mexicanos que tienen entre 12 y 29 años, una de las poblaciones con mayor potencial productivo para la econommía.

El llamado “Bono Demográfico” que inició en el 2005, dicen los especialistas, es un fenómeno que se da solamente una vez en la historia de un país. Es un proceso demográfico donde la población en edad de trabajar es mayor que la dependiente (niños y adultos mayores), y abre una oportunidad de mayor crecimiento económico.

Ernesto Zedillo Ponce de León empezó a tocar el tema, Vicente Fox lo sabía, Felipe Calderón también lo sabía y Enrique Peña Nieto, sin duda que lo sabe, pero las políticas públicas no tienen el alcance que se necesita. Hoy existe un sentido de uregencia.

Y para muetra, datos del Informe:"Panorama de la educación 2013" de la OCDE, revela que 24.7% de los jóvenes de 15 a 29 años en 2011 se ubicó como "ninis", fenómeno que prácticamente ha mantenido ese nivel en una década, lo que para el organismo indica que "existe una falla estructural".

¡Una falla estructural! Vaya descubrimiento, habría que explicárselo al gobierno de Enrique Peña Nieto para que empiece a tomar medidas para enfrentar el problema, porque la verdad es un situación que ya toma tintes dramáticos.

Apenas ayer, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), informó que el desempleo se ubicó en 4.93% en mayo, que significa 2 millones 447 mil personas están sin empleo. A esto habría que agregar que la economía informal emplea a uno de cada tres personas que tienen un trabajo.

Y en el juego de las proyecciones, el futuro no parece estar de nuestro lado, estimaciones de la Conapo indican que en el 2018, la población empezá a crecer debajo del 1 por ciento, y que para el 2020, la población de 12 a 29 años de edad llegará a su máximo nivel de crecimiento y empezará a declinar. La inercia poblacional da la posibilidad de unos 15 años más de bono demográfico, pero después todo será diferente. El bono demográfico se empezará a transformar en una factura demográfica con altos costos para el país.

Comparte

relevante

Facebook Comments Box